¿Qué son y qué hacen las cajas de compensación?

Las cajas de compensación familiar son un tipo de empresas privadas sin fines de lucro que existen en ciertos países, incluido Chile, también con ciertas variaciones nacionales. En general, estas empresas juegan un papel relacionado a la seguridad social y están bajo el ojo del Estado.

¿Qué son y qué hacen las cajas de compensación?

Explicado simplemente, las cajas de compensación familiar se encargan de administrar las prestaciones de seguridad social, recibiéndolas ellas desde el Estado en vez del empleado, para después pagarle ciertos beneficios a éste último.

Las Cajas de Compensación en Chile

Llevan el nombre de Cajas de Compensación de Asignación Familiar en Chile, o también escrito como CCAF. Ellas se encargan de administrar particularmente dos tipos de prestaciones: las prestaciones legales y las prestaciones de bienestar social.

Las prestaciones legales son aquellas que normalmente van desde el Estado al empleado, pero que en una empresa afiliada a una CCAF, una parte de tal prestación va la Caja, o también un pensionado puede ser quien se afilie a ellas. Al recibir estas prestaciones directamente, la Caja es responsable de hacer el pago de los siguientes beneficios.

Prueba Te Avisé 30 días totalmente GRATIS
Y descubre lo fácil que es tomar el control de tu Pyme
Comienza Hoy Gratis
  • Subsidio por incapacidad laboral temporal y de origen común (a través de la popular licencia médica ): es un subsidio pagado al empleador como reemplazo a la remuneración que, debido a un accidente del trabajo, trayecto o enfermedad profesional (laboral temporal), como también a un accidente o enfermedad común (laboral temporal de origen común), pierde temporalmente la capacidad de trabajar.

  • Subsidio de cesantía: es un subsidio pagado al individuo que haya quedado desempleado involuntariamente. Se paga día a día cuando éste permanezca desempleado hasta 360 días después de la fecha inicial del cese de funciones.

  • Asignación familiar y asignación maternal: un beneficio proporcional al tramo de ingreso de cada empleado y a los causantes que declare incluido con su remuneración o pensión. En el caso de la asignación maternal, solo pueden ser causantes la empleada embarazada o el cónyuge de la mujer embarazada.

  • En el caso de las mujeres, el pago del prenatal y postnatal: ambos son un reemplazo a la remuneración o renta a aquellas empleadas que se encuentren embarazadas y cerca de las fechas de parto. En el caso del prenatal, se empieza a pagar 42 días antes de la fecha estimada de parto, mientras que el postnatal se paga desde la fecha de parto hasta 12 semanas (84 días) después del mismo.

  • Subsidio maternal por enfermedad grave de niño menor de un año: es un subsidio que se paga a la trabajadora que deba ausentarse de sus funciones laborales para atender a su hijo o hija menor de un año que sufra una enfermedad grave, el cual podrá ser prorrogado cada 7 días hasta alcanzar el tope de 30 días.

Por otro lado, las prestaciones de bienestar social son aquellos beneficios propios que solo ofrecen las CCAF. Entre estos están los créditos sociales, que son un préstamo por un plazo máximo de 84 meses; y las prestaciones adicionales de bienestar social.

En cuanto a los créditos sociales, podemos ver que existen cuatro clasificaciones:

  • Créditos de consumo: son créditos para financiar gastos varios, como puede ser la salud, la educación, el trabajo, bienes de consumo, entre otros.
  • Créditos hipotecarios: son créditos relacionados con la vivienda, y pueden emplearse en la construcción, reparación o incluso en la adquisición de una.
  • Créditos educacionales: son créditos destinados a la educación superior.
  • Créditos para microempresarios: son créditos con el propósito de financiar proyectos nuevos o ya empezados, siempre y cuando la empresa esté afiliada a la CCAF.

Por otro lado, las prestaciones adicionales de bienestar social están destinadas a satisfacer necesidades que no hayan sido ya cubiertas con todos los beneficios mencionados anteriormente. Ellas pueden tomar las siguientes formas:

  • Prestaciones en dinero: bonos de matrimonio o aniversario, de nacimiento, de fallecimiento, etc.
  • Prestaciones en especies: canastas de alimentos, útiles escolares, etc.
  • Prestaciones en servicios: acceso a recintos deportivos, centros de recreación, etc.

Cómo afiliarse a una caja de compensación

Para poder aprovechar todos estos beneficios que ofrecen las CCAF, se deben seguir dos procedimientos distintos en caso de que se trate de una empresa o bien de un pensionado.

Primero que nada, deberás conocer las 5 CCAF que existen en Chile actualmente son:

  • CCAF Los Andes
  • CCAF La Araucana
  • CCAF Los Héroes
  • CCAF 18 de septiembre
  • CCAF Gabriela Mistral

De ellas, es aconsejable fijarse individualmente en ciertos detalles de cada Caja para tomar la decisión final, como pueden ser los números de oficinas en la región donde te sitúas, sus centros recreativos, sus convenios con clínicas, etc. Una vez se haya elegido una Caja, ahora sí se procederá a la afiliación.

En el caso de la empresa, la afiliación de la empresa a la CCAF no tiene absolutamente ningún costo. Para llevar a cabo tal afiliación, se debe someter a votación tal decisión dentro de la empresa, proceso antes del cual el empleador deberá hacer saber a los empleados los beneficios que ofrece. Luego, como resultado de la votación se necesitan la mayoría absoluta de los empleados.

En el caso de un pensionado, el proceso es más simple, simplemente debe dirigirse a una oficina de la CCAF elegida. Eso sí, debe saber que esto implicará un descuento mensual en su pensión, que se estima en el 2% de la pensión del individuo interesado; y también deberá cumplir obligatoriamente una afiliación mínima de 12 meses, después de los cuáles el pensionado estará habilitado a desafiliarse si así lo desea.

Autor
Francisco F. de Brito Fontes
5 min · (881 palabras) Prevenir multas del SII multas fiscales

Recibe las últimas publicaciones directamente en tu bandeja de entrada.