Tengo una pequeña empresa ¿Necesito un contador?

Muchos emprendedores deciden prescindir de un contador cuando inician sus negocios ¿Error o acierto?

Tengo una pequeña empresa ¿Necesito un contador?

La realidad es que la contabilidad de las pequeñas empresas puede volverse compleja rápidamente si intentan realizar esta labor por su cuenta, sobre todo si no han tenido formación en esta área. Te contamos cuál es la importancia de contratar un contador aunque tu empresa se encuentre en fase inicial.

Hay muchas buenas razones para contratar a un contador en las diferentes etapas del crecimiento de tu empresa, aunque se trate de un negocio pequeño o recientemente iniciado. Desde desarrollo del plan de negocios hasta la formación de la empresa, o desde la solicitud de créditos hasta la auditoría fiscal, un contador puede facilitarte la vida en cada paso.

El éxito de un negocio se mide realmente en base a una sola variable: Dinero.

Y para mantener las finanzas de la empresa en un estado saludable, es necesario preocuparse de una serie de procedimientos como el pago de facturas, las operaciones tributarias, el pago a los trabajadores y, no menos importante, la administración del flujo de efectivo y el análisis del balance general, lo cual permite medir objetivamente el progreso de tu negocio.

Incluso si has tenido algún tipo de formación en el área financiera o contable, un contador experto es un elemento esencial para llevar tu negocio correctamente a medida que crece, sobre todo considerando que la legislación tributaria se ha ido actualizando, lo que ha generado cambios considerables en la forma de llevar la contabilidad de las empresas, por ejemplo, integrando el Sistema de Contabilidad Simplificada (14 ter), régimen especialmente diseñado para pequeñas y medianas empresas.

Prueba Te Avisé 30 días totalmente GRATIS
Y descubre lo fácil que es tomar el control.
Comienza Hoy Gratis

Contratar a un contador

Por lo tanto, un contador puede ser imprescindible para mantener al día tus obligaciones tributarias (seguramente no quieres arriesgarte a cometer un error que te conduzca a sanciones y multas, o incluso demandas judiciales), y también proporciona una perspectiva general de las finanzas del negocio. Él o ella puede preparar y revisar los estados financieros de tu empresa, producir informes y asesorarte sobre las decisiones importantes que afectan a tu negocio.

A pesar de todos estos beneficios que conllevan el contratar a un contador, es evidente que todos los propietarios de pequeñas empresas buscan ahorrar dinero de todas las formas posibles, y puede que piensen que no están en condiciones de pagar un contador. Sin embargo, hay muchísimas alternativas que permiten que el servicio de contabilidad sea más asequible, por ejemplo, no es necesario contratar a un contador a tiempo completo dentro de la empresa, en principio puedes solicitar una asesoría y luego pagar mensualmente por un contador que trabaje de forma independiente, para lo cual existen infinidad de opciones en el mercado para que puedas cotizar y tomar una decisión informada.

Delegar los asuntos financieros de tu empresa es un buen comienzo.

Debes elegir el contador adecuado y asegurarte de confiarle la información financiera de tu empresa. Una vez que hayas delegado esta función a alguien más experimentado en contabilidad, tendrás más tiempo para concentrarte en otros aspectos de tu negocio que realmente requieren tu atención para llevar tu empresa al siguiente nivel.

Algunos de los dueños de negocios más exitosos del mundo son expertos en delegar el trabajo a las personas adecuadas, así que te aconsejamos aprender de ellos.

Autor
Francisco F. de Brito Fontes
3 min · (552 palabras) Prevenir multas del SII

Recibe las últimas publicaciones directamente en tu bandeja de entrada.